10 motivos por los que realizar una sesión de fotos profesional a un recién nacido

Hoy quiero traeros 10 motivos por los que realizar una sesión de fotos profesional a un recién nacido.

  1. Es un momento ÚNICO. A pesar de que cada edad y etapa tiene sus particularidades, el momento de la llegada de un bebé a un hogar está cargado de emociones de valor incalculable.
  2. Duermen mucho. Un recién nacido duerme la mayor parte del tiempo, algo que facilita (¡muchísimo!) este estilo fotográfico.
  3. Todavía mantienen su flexibilidad. Esto quiere decir que podremos recrear ciertas posturas que les recuerden a cuando se encontraban en el vientre materno.
  4. Seguridad. Un profesional debidamente formado sabrá exactamente cómo debe mover y colocar al bebé sin poner en riesgo su salud.
  5. Cuidado de la estética. Aunque parezca sencillo, fotografiar a un recién nacido en una postura que resulte estéticamente bonita requiere de mucha formación y práctica.
  6. Intimidad. En mi experiencia como fotógrafa profesional de recién nacido a domicilio en Galicia he podido comprobar que la sesión supone un oasis de tranquilidad para los papás en medio de la vorágine que supone la llegada de un bebé.
  7. El tiempo…¡vuela!. Nunca volverá a tener esas manos ni esos piececitos tan pequeños… ¡crecen tan rápido!
  8. Conoce las limitaciones. Como cuenta con la formación apropiada, un profesional sabrá reconocer las limitaciones de cada bebé a la hora de realizar ciertas poses.
  9. Sabe editar las fotografías. No hay nada como la naturalidad y soy una fiel defensora de ello: cada arruga, lunar o marca corporal forma parte de nuestra esencia y no tiene sentido que sea eliminada. Sin embargo, hay veces que los bebés (y los recién nacidos especialmente) presentan algunos problemas en la piel pasajeros como pueden ser la icteria, granitos de lactancia, arañazos o pequeñas marquitas producidas en el parto que deben ser eliminadas.
  10. Recuerdo de gran valor. Porque las fotografías son las únicas pocas cosas en la vida que ganan valor con el paso del tiempo… ¿te imaginas a tu pequeñín atesorando sus fotografías cuando sea un adulto? ¿No te parece un precioso legado?

Y uno más…

Y aquí te regalo un 11º motivo… ¡Trabajo a domicilio! Tanto si vives en Ourense, Pontevedra, Vigo, Santiago… me desplazo a tu hogar para inmortalizar tal precioso momento. Qué… ¿todavía no te has convencido y necesitas tener más información? ¡escríbeme o consulta mis servicios!